• «¡El candidato soy yo! Porque tengo condición para ser presidente… »

Son las palabras que se escuchan por todos lados comenzando el mes de noviembre; en un país donde no hay ni un político decente.

  • «¡Nos enfrentamos a una cuerda de delincuentes, pero si salimos a votar en masa no nos ganan, porque vamos de frente!» – dice María Corina Machado, que hace meses atrás no creía en la vía electoral, igual que un borracho a las siete de la mañana cuando le van a dar agua en vez de aguardiente

  • «¡Pero ahora sí, compañeros, podemos salir de este petimetre!» – dice un tal Modesto Prosperi; promete que, si vamos a unas primarias y llega ser el candidato, tendrá todo el camino fácil para ser el presidente.

  • «¡El tiempo de Dios es perfecto!» – dice Capriles por vez número mil, con su uniforme de educación física, amenazando con ser candidato nuevamente

  • «¡Que tengo que ser yo el candidato por Dios padre y mi buena suerte; que yo soy gobernador y además soy filosofo desde mis años prominente!» – dice Manuel Rosales con su cara de tabla desde siempre.

Que si el Tigre y Claudio que si un tal Bernabé Gutiérrez; que si el tal Bertucci con una biblia en la mano, todos ellos se lanzan para ser el candidato; porque quieren ser presidente. ¿Y qué paso con un tal que nombraban Guaidó el Presidente? Ese que prometió librarnos de ese mar de delincuentes. Ya va llegando el año siguiente y en Venezuela tenemos una mezcla de ridículos y payasos con otros que son delincuentes: mafiosos, narcos, hombres que se creen Drácula y otros Dios sabe qué se creen.

Presos políticos inocentes. Miles de venezolanos cruzando una maldita selva para que Diosdado se burle de ellos porque quiere. Y mientras todo esto pasa quizás vendrá un nuevo petimetre de cualquier partido político y diga:

  • «¡El Candidato Soy! ¡Yo voy a ser presidente!»

Veintitrés años tiene esta revolución construida de urgencias, de improvisaciones y de una ideología que ha fracasado.

Veintitrés años de proyectos absurdos que fracasaban antes de comenzar.

Veintitrés años de fraude electoral.

 

Deja un comentario

Argenis Gadea

Nací en Venezuela el 28 de diciembre de 1989. Siempre he sido muy consciente de mis deficiencias en mi educacion, por eso me he dedicado a llenar esos vacíos intelectuales leyendo y estudiando. Puede ser que mis capacidades literarias no estén a la altura, pero así como el que tiene miedo grita, empecé a manejar mis emociones para descargalas en un papel en blanco y luego publicarlas. Comencé mi vida literaria con la novela "Tierra de señores". Luego de tantos meses de trabajo, he dado vida a mi segunda novela: "Desde el fondo de mí", publicada con la editorial: Sultana del Lago. Leo y escribo; eso es todo.

Puede que también te guste...

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
A %d blogueros les gusta esto:
© Copyright 2021 Argenis Gadea. Todos los derechos reservados. | Términos y usos | Política de Cookies | Contacto