Hoy tengo el gran placer de entrevistar a un lector, viajero y escritor. Estoy con un autor de más de cuarenta libros, principalmente ensayos y novelas. Lucho contra un hombre llamado Francisco Franco. Un viajero infatigable que ha recorrido más de cien países. Tiene una Licenciatura en Filología Románica, Facultad de Filosofía y Letras, Universidad de Madrid (1954 -1959). Es Licenciado en Lenguas Modernas (Sección de italiano), Facultad de Filosofía y Letras, Universidad de Madrid (1959 -1962). Tiene un Doctorado en Letras, Universidad de Madrid (1960 -1962). Gracias Fernando Sánchez Drago por estar hoy conmigo:

—¿Has sido derrotado por los libros?

En cierto modo… Tres de cada cuatro de los depositados en mi biblioteca nunca han sido leídos ni lo serán.

—¿Cuántos libros tienes en tu biblioteca?

Entre cien mil y ciento veinte mil… No los he contado uno a uno, pero esa es, más o menos, la cifra. Una barbaridad. No tiene sentido tener tantos libros. La biblioteca se convierte en una fosa común.

—¿Qué le gustaría cambiar de su vida si volviera a comenzar?

Preferiría no ser español, no haberme emparejado nunca, no haber tenido hijos, no poseer bienes inmuebles… Y ser zoólogo, paleontólogo, antropólogo, arqueólogo, militar, cura…

—Siempre la claridad viene del cielo; es un don: no se halla entre las cosas sino muy por encima, y las ocupa haciendo de ello vida y labor propias. Así amanece el día; así la noche cierra el gran aposento de sus sombras ¿Qué tiene viene a la mente cuando lees esas líneas?

El primer día que llegué a la Facultad de Letras de la Complutense y vi en el bar a Claudio Rodríguez, que acaba de ganar el Adonais con «Don de la ebriedad»… Fue el comienzo de una aventura literaria, sentimental y política que duró hasta que nueve años más tarde me fui al exilio.

¿Cuándo estas bajo de ánimo que lees?

Libros de Guillermo, de Kipling, de Mark Twain, de Wodehouse… Relecturas, en cualquier caso.

¿Cuál es la ciudad perfecta para Fernando Sánchez Drago para desarrollar el oficio de limpiar botas?

Estambul.

—Qué le dirías aquel que está escribiendo huérfano de una casa editorial que vive sumergido en una angustia de no saber si lo que está escribiendo va a hacer publicado

Que escritor es quien escribe, no quien pública. Lo segundo es anecdótico.

—¿Cuáles son los 5 clásicos literarios imposible de no leer para Fernando Sánchez Drago?

La Ilíada, la Odisea, La Eneida, La Divina Comedia, el Quijote… Y todo Shakespeare.

María Zambrano decía que escribir es defender la soledad en que se está ¿Por qué escribe Fernando Sánchez Dragó?

Es mi dharma, mi ley… Nací con esa vocación. Cobré conciencia de ella a los tres o cuatro años. Escribo para ser fiel a mí mismo.

Los elefantes regresan para morir en el lugar donde nacieron ¿Dónde quisiera morir Fernando Sánchez Dragó?

En mi casa de Castilfrío, rodeado por mi gente, muy cerca del cementerio donde ya he comprado la parcela de mi tumba…

Pablo Neruda dice en sus memorias; que los escritores tienen mucho en común con los pescadores árticos. El escritor tiene que buscar el rio y si lo encuentran helado, necesita perforar el hielo. Debe derrochar paciencia, soportar la temperatura y la crítica, desafiar el ridículo, buscar la corriente profunda, lanzar el anzuelo justo y después de tantos y tantos trabajos, sacar un pescado pequeño. Pero debe volver a pescar, contra el frio, contra hielo, contra el agua y contra el crítico hasta recoger cada vez una pesca mayor. ¿Suscribes estas palabras?

Es una metáfora, o una cadena de metáforas, acertada, pero cabe explicarlo de mil modos… Yo me veo a mí mismo como una especie de minero que trabaja en un túnel con pico y pala.

Partiendo que es un anarcoindividualista ¿Qué piensa del camino que lleva Latinoamérica?

Mal camino. Muy malo. Tan malo como el de España. Pesan la herencia ibérica y la precolombina. Ninguna de las dos es buena.

Para terminar ¿Qué piensa sobre la situación de Venezuela?

No estoy muy informado. Dedico el grueso de mi atención a otros asuntos. Lo fenomenológico, y la política lo es, no me interesa. Todo en ella es demagogia. Sobre todo lo que viene de la izquierda.

Deja un comentario

Argenis Gadea

Nací en Venezuela el 28 de diciembre de 1989. Siempre he sido muy consciente de mis deficiencias en mi educacion, por eso me he dedicado a llenar esos vacíos intelectuales leyendo y estudiando. Puede ser que mis capacidades literarias no estén a la altura, pero así como el que tiene miedo grita, empecé a manejar mis emociones para descargalas en un papel en blanco y luego publicarlas. Comencé mi vida literaria con la novela "Tierra de señores". Luego de tantos meses de trabajo, he dado vida a mi segunda novela: "Desde el fondo de mí", publicada con la editorial: Sultana del Lago. Leo y escribo; eso es todo.

Puede que también te guste...

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
A %d blogueros les gusta esto:
© Copyright 2021 Argenis Gadea. Todos los derechos reservados. | Términos y usos | Política de Cookies | Contacto