—¿Cómo tratas esa herida abierta que tenemos todos los venezolanos al ver Venezuela manejada por los más incompetentes y criminales?

Desde la creación y la conciencia, pienso que los pensadores y creadores venezolanos, ante el bochorno político tenemos que aspirar hablarle a la historia, a las eras, a través del arte y la cultura.

Hay que entender que nuestra lucha es espiritual, que vivimos un tiempo de crear conciencia, en ello debemos enfocar todo esfuerzo. Esa batalla la ganaremos.

—¿Cuánto se duró en hacerse tu gran documental «Chavismo: la peste del siglo XXI»?

Duramos dos años y medio entre el diseño, la producción y la postproducción. Fue un esfuerzo monumental por la conciencia histórica venezolana. Una bala fulminante –de conciencia– contra la peor tiranía que ha conocido América Latina. En ese sentido, el sacrificio y el esfuerzo han sido muy gratificantes. Triunfamos, probablemente sea el documental más vista en la historia del país.

—Más vale expresarse en libertad en el destierro que callar sin dignidad. ¿Cómo podemos ser más por Venezuela?

En mi caso, que no soy político, con el único interés es combatir a la tiranía a través del lenguaje y el arte, el destierro es el farol que me permite iluminar las oscuridades chavistas, aunque sea desde la distancia. Lo hemos logrado y mi próximo trabajo influirá aún más en ese desafío de descarar al chavismo en su cinismo y crueldad. Al menos yo seguiré descarando al chavismo hasta el último aliento.

—Rafael Cadenas dice que «Florecemos en un abismo». ¿Piensas que Venezuela va a florecer en el abismo donde se encuentra en estos momentos?

Sólo si usamos nuestra imaginación y la creatividad para crear sensibilidad y conciencia. Nuestro trabajo creativo será la flor en el empinado abismo histórico. Así que, no creo que haya florecimiento sin creatividad, sin mucha dedicación, sin infinito trabajo. Nada nos será regalado, cada acto deberá articular y “ser” la Venezuela que florecerá. Cada venezolana, sea dentro o fuera del país, de ser la Venezuela que aspiramos crear en el futuro.

—¿Debería leer «La hija de la española» de Karina Sainz Borgo?

Todos deberíamos leerla, es una obra maestra que muestra la herida venezolana en contraste con las más hermosas sutilezas de nuestra cultura que el chavismo intentó abolir, pero no pudo. Estoy convencido de que prevalecerá lo más hermoso de Venezuela si usamos el arte como respuesta a su tiranía y oscuridad. Sainz lo hizo de manera magistral.

—¿Dónde se nutre tu poesía?

En mi caso particularísimo, se nutre en el dolor y en el amor. Escribo desde el dolor, la frustración y la tristeza venezolanas, pero con el amor de quien quiere sembrar en el vientre de la historia latinoamericana una semilla de luz ante la oscuridad de nuestro tiempo. A veces es luz, otras veces es un grito de rabia…, en todo caso, escribimos y creamos desde la pasión de quien vive a plenitud el tiempo histórico que le ha tocado vivir.

—Para terminar esta maravillosa conversación ¿Qué le dices a todas esas personas que tiene la campaña diciendo que “Venezuela se arregló” y quieren hacer negocios como Maduro y su cúpula?

Que se preparen a ver mi próximo trabajo, no sé si se atreverán a seguir diciendo semejante patraña. Venezuela no se ha arreglado ni se arreglará mientras el chavismo persista en el poder. No habrá libertad, ni justicia, ni democracia. Los chavistas imperarán y actuarán según les dé la gana. No habrá ley ni Estado de derecho. Paz sin libertad es esclavitud y hoy, pese a la leve mejoría económica en un reducidísimo sector del país (el 1% de la población), es lo que se vive y hay: esclavitud. No hay libertad, los que dicen que con Maduro se puede trabajar son esclavos del siglo XXI y en el mejor de los casos unos cínicos.

Un país no se “arregla” con esclavos y cínicos.

Deja un comentario

Argenis Gadea

Nací en Venezuela el 28 de diciembre de 1989. Siempre he sido muy consciente de mis deficiencias en mi educacion, por eso me he dedicado a llenar esos vacíos intelectuales leyendo y estudiando. Puede ser que mis capacidades literarias no estén a la altura, pero así como el que tiene miedo grita, empecé a manejar mis emociones para descargalas en un papel en blanco y luego publicarlas. Comencé mi vida literaria con la novela "Tierra de señores". Luego de tantos meses de trabajo, he dado vida a mi segunda novela: "Desde el fondo de mí", publicada con la editorial: Sultana del Lago. Leo y escribo; eso es todo.

Puede que también te guste...

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
A %d blogueros les gusta esto:
© Copyright 2021 Argenis Gadea. Todos los derechos reservados. | Términos y usos | Política de Cookies | Contacto